Landssjúkrahúsið

1 of 9
2 of 9
3 of 9
4 of 9
5 of 9
6 of 9
7 of 9
8 of 9
9 of 9

Arte, diseño y arquitectura son parte de la estrategia terapéutica en Landssjúkrahúsiõ

Landssjúkrahúsið

tema
Identidad e interior / Oficinas y espacios de encuentro
año 2015

Rosan Bosch Studio ha creado un diseño para el nuevo Landssjúkrahúsiõ in Torshavn en las Islas Faeroe, en el cual se utilizan la forma y el color en las ambiciones estratégicas del hospital para crear el mejor entorno de trabajo, eliminando la estigmatización de los pacientes psiquiátricos y el aprovechamiento de la colaboración entre los departamentos a través de la alta flexibilidad en la organización de las funciones hospitalarias.

Rosan Bosch Studio ha creado un diseño de interior para las habitaciones de los pacientes basado en las necesidades del paciente, el cual le ofrece un baño privado, iluminación diferenciada, un compartimento donde los invitados pueden sentarse a relajarse o donde pueden pasar la noche, espacio para los objetos personales - todo acompañado de una vista al océano. El diseño y los materiales imitan la sensación "hogareña" de una sala de estar acompañada de la comodidad que ofrece una sala de hotel.

La paleta de colores e identidad gráfica se basan en la fauna local, en las tradiciones constructivas locales y la cultura pesquera.

La sala de estar en el área infantil ha sido diseñada con "piedras durmientes" y una sala de juegos "bajo el  mar" y las habitaciones para recibir terapia han sido diseñadas para adaptarse a las necesidades individuales del paciente, creando una sensación de igualdad entre el paciente y el médico durante las sesiones en habitaciones acogedoras sin un escritorio. Se han diseñado dos oficinas de personal para proporcionar a los médicos y enfermeras un lugar donde trabajar en paz y tranquilidad.

La comida sana y el apetito son una parte importante del programa de tratamiento. Por tanto la cantina se ha diseñado con un acogedor material que imita el interior clásico de un restaurante americano, con una gran cocina abierta, exposición de alimentos y un gabinete de delicias locales preparan el escenario para las comidas diarias del paciente, los familiares y los empleados. La comida se puede tomar en compartimentos que imitan un acantilado, en un pabellón que recuerda la construcción tradicional de los barcos locales, en una larga mesa de madera o en zonas de asientos individuales con vistas al océano.